miércoles, 26 de noviembre de 2014

“Thanksgiving Day” en Estados Unidos. Historia y significado

En Estados Unidos se celebra el cuarto jueves de cada noviembre el dia de “Día de Acción de Gracias”, el Thanksgiving Day. Tengo gratísimos recuerdos de mi época cuando estudié en Mount Saint Mary Academy en Newburg, NY. Del entusiasmo, esmero en la preparación de una deliciosa cena en la cual no puede faltar el pavo y de la armonia compartida entre la familia y amigos en honor a la festividad, que se me hace imborrable. Aprovecho de desear a los amigos visitantes un Feliz Thanksgiving. Anexo excelente información de este día: “Todas las grandes civilizaciones, incluso las llamadas paganas, han hecho lo mismo: desde las fiestas griegas a Deméter, diosa de la agricultura, a las celebraciones romanas en honor a la misma diosa Ceres…”.

“Thanksgiving Day” en Estados Unidos
“Día de Acción de Gracias” a Dios en EEUU


Por Alberto Acereda

Los estadounidenses celebramos hoy nuestro anual “Día de Acción de Gracias”, el Thanksgiving Day. El cuarto jueves de cada noviembre los norteamericanos compartimos mesa junto a nuestras familias y amigos para dar gracias a Dios, igual que hicieron nuestros antepasados. Todas las grandes civilizaciones, incluso las llamadas paganas, han hecho lo mismo: desde las fiestas griegas a Deméter, diosa de la agricultura, a las celebraciones romanas en honor a la misma diosa Ceres. En la tradición judeo-cristiana, que es la de Europa y también la de los Estados Unidos, el libro del Exodo (23:16) reproduce las palabras de Dios a Moisés reclamando a su pueblo el celebrar la acción de gracias por la cosecha.

En Estados Unidos este día de Thanksgiving Day es también la conmemoración de una herencia cultural: la de nuestra propia historia como nación. Es la repetición simbólica del episodio de los primeros pilgrims o peregrinos colonos llegados en el barco “Mayflower” a Plymouth (hoy en Massachussets) y la de los indios nativos de la tribu Wampanoag que participaron en 1621 en una fiesta de la siega que duró tres días y durante la cual consumieron comidas varias dando gracias a ese ser supremo que llamamos Dios. Esta reunión es la que se ha venido considerando como la primera comida de “Acción de Gracias”. Pero hay más, y aunque el multiculturalismo y la infame moda de lo políticamente correcto haya pretendido ignorarlo, el agradecimiento no es a los indios por su hospitalidad, sino a Dios.

Esa y no otra fue la raíz religiosa de esta fiesta nacional norteamericana instaurada en 1789 por George Washington, el primer presidente de Estados Unidos. La razón clave para tal proclamación oficial era dar gracias a Dios como divino ser supremo y rezarle en reconocimiento por su bondad al permitir al pueblo norteamericano haber establecido su propia Constitución y su gobierno soberano. Basta observar el gran número de referencias que Washington hizo a Dios en su primera proclamación de ese Día de Acción de Gracias en 1789. Ya en las primeras líneas, dice Washington: “Whereas, it is the duty of all nations to acknowledge the providence of Almighty God, to obey His will, to be grateful for His benefits, and to humbly implore His protection and favor.” Hasta cuatro referencias a Dios en apenas las cuatro primeras líneas. Como creyente y cristiano –al igual que la gran mayoría de los firmantes de la Declaración de la Independencia y de la Constitución de Estados Unidos- Washington juzgaba que el individuo tenía libertades y derechos que emanaban directamente de Dios. En 1863 Abraham Lincoln repitió lo mismo en otra declaración de tal festividad y así hasta nuestros días.

Pero al recuerdo de esos peregrinos venidos de Inglaterra huyendo de la persecución por su fe religiosa y su creencia en la libertad de religión hay que unir no sólo el recuerdo de George Washington, sino también el antecedente de los españoles en los territorios americanos del siglo XVI. De hecho, la primera celebración de “Acción de Gracias” a Dios en lo que es ahora Estados Unidos tuvo lugar en 1513, cuando Juan Ponce de León tomó posesión de la Florida en nombre del rey de España, es decir más de un siglo antes que aquellos peregrinos de Plymouth. Y lo mismo, cuando en 1542 el franciscano andaluz Fray Juan de Padilla y los soldados españoles al mando del castellano Francisco Vázquez de Coronado repitieron esa fiesta de “Acción de Gracias” en el actual Cañón de Palo Duro, en el actual estado de Texas.

También vale recordar al asturiano Pedro Menéndez de Avilés, quien ordenó en 1565 otro servicio religioso de “Acción de Gracias”, con posterior celebración atendida por nativos de la región y durante la cual volvió a agradecer a Dios la cosecha y el éxito obtenido en la fundación de San Agustín (hoy St. Augustine, Florida). Este fue el verdadero acto pionero de celebración de “Acción de Gracias” en la primera población permanente de lo que hoy es Estados Unidos. En todos los casos, Dios como idea religiosa de ser supremo fue siempre y sigue siendo el objeto de agradecimiento.

Es así como desde diversas creencias y religiones este día de “Thanksgiving” en Estados Unidos fue y ha quedado ya como un modo de dar gracias a Dios, sin imposiciones de una religión concreta pero sin complejos ni medias tintas sobre la condición religiosa de esta festividad tan norteamericana. Porque la necesaria separación de Iglesia y Estado en el marco de cualquier democracia liberal no implica jamás la expulsión de la religiosidad en la vida pública, ni en la política, ni tampoco el rechazo de los valores religiosos tradicionales de la inmensa mayoría del pueblo soberano. Tampoco implica negar la espiritualidad sobre la que se fundaron los conceptos mismos de Europa, y en ella España, y lo mismo de todas las Américas y también de Estados Unidos. Negar esa realidad es negar la historia.

Por eso resulta tan ridículo que mientras las familias en Estados Unidos nos enorgullecemos hoy al celebrar juntos esta fiesta y cada vez somos más conscientes de la raíz religiosa que proclamó George Washington, en ciertas partes de Europa, y también en España, sigue pululando una turba de gobernantes cuyas posiciones resultan, cuando menos, alejadas de esa misma historia y del sentir religioso popular. Tal es el caso en una izquierda radical tan inepta como irresponsable que, heredera de una tradición quemaconventos, sigue viviendo del erario público mientras se empeña en repudiar la raíz religiosa y cristiana de la inmensa mayoría de los ciudadanos. Valga hoy aquí el recuerdo de aquellos españoles del siglo XVI, de los peregrinos ingleses del siglo XVII y el ejemplo permanente de este anual Thanksgiving Day en EEUU.
22/11/2007
Diario de América
__________

Thanksgiving History

¿Qué es el Thanksgiving? ¿Cuál es el significado del Thanksgiving day?

Thanksgiving o Thanksgiving Day es una festividad propia de los Estados Unidos de América que se celebra con carácter anual el cuarto jueves de Noviembre

Pero, ¿cuál es la Historia del Thanksgiving day? ¿Qué significado tiene la expresión Thanksgiving pilgrims?

Scarecrow Prácticamente todas las culturas del mundo han realizado, y muchas mantienen, celebraciones de agradecimiento a sus correspondientes divinidades por la bendición de una cosecha abundante. Las vacaciones de Acción de Gracias (Thanksgiving holidays) americanas comenzaron siendo un sencillo banquete de acción de gracias en los tempranos días de las colonias americanas, hace casi cuatrocientos años. En la cultura estadounidense, Thanksgiving nació como un “harvest festival”, es decir, una simple fiesta de la cosecha. De ahí que muchos de los símbolos de Thanksgiving tengan que ver con el mundo de las cosechas y de los campos en general: calabazas (pumpkins), hojas de parra (fig leafs), o espantapájaros (scarecrows)

Los orígenes de Thanksgiving se remontan al año 1620 cuando un barco (el Mayflower) con más de 100 colonos ingleses cruzó el Atlántico para instalarse en el Nuevo Mundo. Este grupo de “pilgrims”, de fuertes convicciones religiosas, se oponía a las creencias de la iglesia anglicana y al final tuvo que emprender la travesía del océano para escapar de la horca. Los peregrinos (pilgrims) se instalaron en el que es ahora el actual Estado de Massachussets, concretamente en la histórica colonia de Plymouth Rock. Su primer invierno en el Nuevo Mundo americano fue extremadamente difícil. Pasaron hambre, frío y murieron la mitad de los colonos. En la primavera siguiente, ayudados por los indios Wampanoag, aprendieron a sembrar maíz, una planta antes ignorada para los colonos. Los indios les enseñaron también a cultivar otros alimentos, a cazar y a pescar. En el otoño de 1621 fueron recolectadas generosas cosechas de grano, cebada, frijoles y calabazas. Los colonos, como muestra de agradecimiento religioso organizaron un festín, que los americanos han denominado históricamente así: The America’s First Thanksgiving. Los “pilgrims” invitaron al Gran Jefe y a 90 indios de su tribu Wampanoag. Los indios llevaron carne de ciervo para ser asada y pavos (turkeys). Los colonos (pilgrims) habían aprendido cómo cocinar los arándanos y prepararon las diferentes clases de grano sobre vajillas desconocidas para los indígenas. Para este primer día de Acción de Gracias, los indios habían llevado hasta palomitas de maíz. De aquí se desprende que incluso hoy día Thanksgiving and pilgrims sean expresiones estrechamente unidas.

En los siguientes años, muchos de los colonos originales celebraron la cosecha de otoño con un banquete de gracias (thanksgiving). Después de que Estados Unidos consiguiera la independencia, el Congreso (Council) recomendó un día anual de acción de gracias para que la nación entera se divirtiese. George Washington sugirió la fecha el 26 de noviembre como Día de Acción de Gracias (Thanksgiving day). Pero no sería hasta 1863 cuando, al final de de una guerra civil larga y sangrienta, Abraham Lincoln pidiera a todos los Americanos festejar el último jueves de noviembre como un día de “thanksgiving”, es decir como el Día de Acción de Gracias.

Pilgrims Thanksgiving o Acción de Gracias es una fecha para compartir bendiciones y buenos deseos con la familia y los seres más cercanos. A pesar de las distancias tan grandes existentes entre territorios de Estados Unidos, los miembros de familia se reúnen en el hogar del pariente de más edad, el más veterano, generalmente los abuelos. Todos reunidos dan gracias por todo lo bueno que tienen y piden bendiciones (blessings) juntos para los suyos. En este espíritu de compartir, grupos cívicos y organizaciones caritativas ofrecen una comida tradicional a los más necesitados de su comunidad, en particular, a los sin hogar. En la mayor parte de mesas de los Estados Unidos, los productos de alimentación que se sirvieron en la primera acción de gracias histórica, en el primer Thanksgiving, se han hecho tradicionales, no pueden faltar. Entre ellos podemos destacar: maíz (corn), calabazas (pumpkins), salsa de arándano (cranbery’s sauce), y por supuesto el pavo relleno (stuffed turkey). La ceremonia es un reconocimiento público del papel de los Indios en la primera Acción de Gracias (America’s First Thanksgiving) hace 350 años.

Sin los indios, los primeros colonos no habrían sobrevivido. Para los pueblos indígenas de Norteamérica, el Thanksgiving es también una fecha especial y señalada: ellos celebran por sí mismos o a través de sus asociaciones, el llamado Native’s American’s National Day of Mourning (Día Nacional de Luto de los Indios Nativos Americanos).
http://www.rincondelvago.com/informacion/thanksgiving/thanksgiving_history.html

No hay comentarios :