domingo, 18 de enero de 2015

Real Madrid ganó al Getafe con gran actuación de Benzema

Con gran actuación de Cristiano, James y Benzema, Real Madrid ganó al Getafe. La eliminación en Copa ante el Atlético no asustó al equipo merengue y venció por 3-0 a un conjunto que luchó hasta donde pudo.

Benzema descongela al Madrid

El Real Madrid despertó en Getafe. Los blancos enderezaron su dubitativa trayectoria durante el presente mes de enero con un triunfo que acabó siendo convincente, aunque también trabajado. Benzema desatascó al equipo con una jugada de genio y Cristiano -dos- y Bale hicieron los goles que dan el los blancos el título honorífico de campeón de invierno.

SANTIAGO SIGUERO 18/01/2015 - 13:01.

Andaba el Madrid frío en Getafe. Congelado. Hasta que apareció Benzema para desatascar el partido. Su acción en la jugada del 0-1, al más puro estilo Butragueño, desenredó un partido que pintaba feo para los blancos, y que acabó coronando al grupo de Ancelotti como campeón de invierno, y suturando, de paso, las heridas abiertas en la primera quincena de un duro mes de enero.

El partido tuvo dos historias. En la del primer tiempo se vio a un Madrid tieso, lento, dominador pero falto de filo en ataque. La consigna del Getafe, no dejar jugar a Kroos, dio frutos, y la ubicación de Isco en la banda derecha tampoco ayudó mucho a la génesis del fútbol blanco. Cristiano estuvo gris, y sólo Benzema dio síntomas de clarividencia. Firmó una acción similar a la del 0-1, pero el remate de James topó con Sarabia, y tuvo, junto a un remate de Kroos al travesaño, la mejor ocasión del Madrid hasta el gol. Codina respondió con acierto.

Tras el descanso, el Madrid engranó una marcha más. Subió su ritmo y su intensidad. Benzema volvió a citarse con Codina, que se llevó el duelo, antes de firmar la jugada del partido. Recibió en la izquierda, casi en la línea de fondo, se fue de Alexis y sentó a Naldo con una pisadita genial. Luego, regaló el gol a Cristiano. El portugués agradeció el presente, que le permitió salir del letargo. El gol le cambió la cara.

El gol descongeló al Madrid, al que empezaba a apremiar la amenaza de un nuevo tropiezo. Tuvo un efecto balsámico sobre los blancos, y apenas alteró el plan del Getafe, que se limitó a defenderse con orden hasta que Benzema le desordenó el puzzle. No hubo respuesta azulona, ni la permitió el Madrid, que anotó el segundo en una de las pocas acciones en las que pudo correr. James se calzó el guante de su zurda para asistir a Bale, que batió a Codina con un remate fino. El propio James repetiría asistencia con Cristiano, que se fue del partido con un doblete que debe servir para reengancharle a su habitual dinámica goleadora, algo mermada en los últimos partidos. Y bien que lo ha notado el Madrid, que, pese a todo, se va del Coliseum recuperando sensaciones. Y con un 'título' que, aunque nominal, suele ser indicativo de un premio mayor: el campeonato de invierno, con el colchón del partido pendiente ante el Sevilla.

En Twitter:
@SantiSiguero

No hay comentarios :