domingo, 28 de diciembre de 2014

Los churros españoles triunfan donde van

Muy deliciosos, como se preparen. Mojados en chocolate o espolvoreados con azúcar. O incluso rellenos de crema o dulce de leche. Los churros triunfan allá donde van. 

¡El churro da la vuelta al mundo!

Por Judith Garijo el 18/07

Churros, porras, tejeringos, calentitos o chiribiquis, llámalos como quieras. Mojados en chocolate o espolvoreados con azúcar. O incluso rellenos de crema o dulce de leche. Los churros triunfan allá donde van. ¿La receta originaria? La de España, por supuesto, aunque hubo algún intento en China y en Egipto, que no logró calar. El churro ‘a la española’, esa delicia crujiente, se reinventa por donde pasa.

Esta es, tal vez, una de nuestras recetas más internacionales, ¡y es que no podríamos ser más golosos! Al menos, no más que Hernán Cortés, a quien se le atribuye exportarlo por el mundo en el siglo XVI. Desde entonces, se toma en los cinco continentes y es todo un éxito.

La emblemática churrería San Ginés, fundada en Madrid en 1840, ha tomado el relevo del conquistador español y es la embajadora del churro por el mundo. Aspira a aumentar su presencia en China con hasta 50 locales, y algunos más en México, Francia, Reino Unido, Canada, Colombia y Tailandia. En este último país ya es tan popular que hasta le han cambiado el nombre. Ahora se llama “xuanlezi” -que significa: el que crece alegremente dando vueltas-. En cada lugar, además del típico chocolate con churros, aparecen nuevas versiones acompañándolo de queso chedar, picante, o presentándolo con forma de corazón.
En Tokio, por ejemplo, es todo un fenómeno. San Ginés ya prepara ahí sus nuevas recetas: churros untados en chocolate o en caramelo, con sabor a fresa, frambuesa, melocotón o té. Y los hay de diferentes colores.
churros mundo.

En Australia, los churros gustan tanto que no pueden tomarlos sólo como dulce; también los preparan salados. Bañados en salsa de tomate o Vegetime -una pasta típica del país-, picantes, con guacamole. Sea como sea, los churros les encantan, e incluso los han convertido en un producto gourmet. Algo tiene que ver la cadena “Spanish Doughnuts”, que además de crecer en Australia, lo ha hecho en China. ¡Y hasta cuentan una leyenda sobre cómo nació esta “fruta de la sartén” en las montañas de España!

En México, donde es tradicional tomarlo como aquí, mojados en chocolate o café, lo han convertido en el plato principal de algunas comidas añadiéndole huevos revueltos. ¿Las versiones dulces? Recubiertos de cremas, cacao o rellenos. Los toman igual en Estados Unidos, Venezuela, Perú, República Dominicana o Puerto Rico.
¡Y la lista sigue! También se consumen en Indonesia, acompañando postres, y se les conoce como el “donut español”. En la cadena ‘El Churro’, de Egipto, se los llama donut y se maridan con especias que les dan sabor a café, mantequilla de maní, menta o nueces.

Vaya, que los churros se comen dónde y como quieras, ¡y hasta se pueden usar como cuchara! Al menos, eso fue lo que hizo Hillary Clinton cuando viajó a Madrid. Nadie le había explicado que los churros se podían comer…¡lo que se perdió! Seguro que vuelve sólo para probarlos.
¿Y tu?, ¿cómo los tomas?

No hay comentarios :